Se ha hablado mucho de cómo la situación por el COVID-19 ha trastocado las prácticas de trabajo habituales, con consecuencias especiales para la popularidad del trabajo a distancia. Pero, ¿se podría decir que se ha intensificado la tendencia de un mayor número de personas trabajando fuera de la oficina tradicional durante el último año y medio, traduciéndose en opciones de alquiler o compra de una propiedad diferente a largo plazo?

Esta es la perspectiva planteada por un artículo reciente que nos llamó la atención del periódico Express, que afirmaba que “los británicos amantes del sol están compitiendo para comprar una propiedad en España una vez más, ya que el sueño de tener una segunda casa bajo el sol se vuelve realidad. 

 

Los britanicos estan tomando España como una base para trabajar desde casa

En su artículo, el periodico britanico se refiere a un constructor que  dijo que había tomado más reservas para propiedades españolas durante septiembre de este año que las que había tenido en cualquier septiembre desde que se fundó la empresa en 1958. El número de reservas había sido 3 veces superior que el número comparado con el pasado septiembre de 2019, el último septiembre “normal” anterior a la pandemia. 

El artículo citaba al director de ventas y marketing de la empresa, que atribuía la creciente demanda en parte a los posibles compradores de una segunda vivienda del Reino Unido, y agregaba que los británicos se estaban aprovechando de las restricciones de viaje más flexibles.

 

Sin embargo, la persona citada agregó que la revolución del trabajo a domicilio también estaba impulsando la tendencia: “Muchos británicos ahora son libres de trabajar desde casa y si compran una propiedad en España, pueden hacerlo con una flexibilidad geográfica aún mayor que antes.” 

Todas las cifras apuntan a que la propiedad española está siendo muy solicitada

La dinámica anterior, por supuesto, también se puede aplicar a los posibles compradores de propiedades en España desde cualquier lugar del mundo. Además, las estadísticas en otros lugares continúan mostrando que, independientemente de lo que pueda haber detrás de estas tendencias, el mercado inmobiliario español en general sigue gozando de una buena salud.

De hecho, a los posibles compradores o actuales propietarios de una propiedad en Sotogrande puede que les interese especialmente saber que, según los datos publicados recientemente por un portal inmobiliario, Andalucía es la comunidad autónoma española en la que se han registrado las mayores subidas de precios en los últimos dos años. Si bien las propiedades en la región tenían un precio promedio de 1.599 euros por metro cuadrado en junio de 2019, desde entonces ha aumentado a 1.766 euros por metro cuadrado

Mientras tanto, un reciente informe de Euro Weekly News sugirió que los precios de alquiler en Andalucía habían subido a una media de 7,05 € por metro cuadrado durante los últimos 18 meses.

Entonces, ya sea que esté interesado en comprar una propiedad en Sotogrande por razones de inversión o de estilo de vida, hay motivos para actuar ahora, en lugar de más tarde, para vencer lo que probablemente serán aumentos continuos de precios a medida que España sale gradualmente de la pandemia. Si desea que nuestros profesionales le ayuden a hacerlo, por que no contacta con nuestro equipo BM Sotogrande hoy

trabajo desde casa desde Sotogrande sea aún más atractiva Image